La amplitud del restaurante, unido a sus diferentes ambientes, lo hacen perfecto para la organización de eventos (catas, reuniones de equipo, demostraciones showcooking…) así como comidas familiares y de empresa.

Si lo desea puede solicitar menús especiales para grandes grupos (capacidad para más de 50 comensales) así como el alquiler del local en exclusiva.

Podríamos llegar a decir que el vino en cualquier otro restaurante no deja de ser un mero complemento de la comida, pero en el D.O Bilbao y en especial en las catas que realizan adquiere mucho más presencia, tanto que podríamos afirmar que degustar alguno de sus excelentes vinos permitirá descubrir todo un abanico de nuevas percepciones.

Todo un acierto para invitar a clientes, empleados o familiares.